comunidad de gracia

Comunidad de gracia: Siete Maneras en que Satanás Ataque un Ministerio

Cada ministro, y cada persona que alguna vez ha estado en el ministerio, o piensa en entrar al ministerio recibirá ataques. Cada nueva obra que está empezada para el Señor recibirá sus propias ataques también. La idea de que Satanás solamente ataque a aquellos que están en pecado es tan antigua que es el libro de Job. Los amigos de Job ofrecieron ésto como una de las mayores razones por la cual vino su padecimiento y aflicciones. Sin embargo, aun es verdad hoy día también. Satanás entiende suficiente respecto a la guerra para evitar atacar a aquellos que hacen su voluntad. En cambio, él ataque a ellos que le causan problemas. En la historia de Nehemías, el trabajo del Señor que Nehemías emprendió recibió ataques incesantes. Sus enemigos, como nuestro enemigo, quisieron distraerle, estorbar su trabajo, y poner un alto a su obediencia a la voluntad de Dios.

Nehemías fue copero del rey Artajerjes, del Empirio de Persia. Esto fue un puesto de gran confianza y responsabilidad, con acceso constante al rey. Un copero fue más o menos el mayordomo principal, que tenía la responsabilidad adicional de probar la comida del rey para asegurar que nadie le habia envenenado. En consecuencia, probablemente fue también un confidente personal y supo todos los rumores y chismes del palacio, todos los planes del rey, y todo lo demás que pasaba en aquel reino. Debido a su cercanía al rey, Nehemías disfrutó un prestigio y influencia enorme.

Aun en tal puesto, Nehemías meditó en la voluntad de Dios y las promesas que El había dado por profecía. Cuando él recibió una oportunidad, él usó su puesto para pedir sobre la condición de Jerusalén y el Pueblo de Dios. La respuesta tanto le apenó que él emprendió un tiempo prolongado de ayuno y oración ante el Señor (Neh 1:2-4).

Nehemías empezó su ayuno en el mes judío de Kislsv, que corresponde a nuestros meses de noviembre y diciembre. El continuó en ayuno y oración hasta el mes judío de Nissan, que corresponde a nuestros meses de marzo y abril. Esto fue cuatro meses de ayuno y oración.

¿Es que Nehemías verderamente ayunó por 120 días? Esto lo haría el ayuno más prolongado que está grabado en la biblia. No, no pienso que él ayunó durante los cuatro meses enteros. Lo que pasó probablemente fue que él se enfocó en oración durante el tiempo entero, y tomó todos las oportunidades posibles a fin de orar por Jerusalén. Durante aquel tiempo, probablemente ayunó regularmente, posiblemente unos días por semana, o una semana a la vez.

Cada trabajo para el Señor debe ser basado en la oración. Si no estamos dispuestos de orar antes de empezar un trabajo, pues no tendremos éxcito. Sin oración incesante, no podemos recibir el poder de Dios a fin de cumplir Su trabajo. Por lo tanto, el inicio de cualquier obra debe estar basado en oración..

La oración de Nehemías no fue solmente una petición, ni fue una queja constante ante el Señor. En cambio, fue una oración de arrepentimiento por los pecados de su pueblo. Nehemías entendió lo que dijo la Escritura, y como recibir la bendición de Dios. El alabó a Dios, se arrepintió ante El, y pidió el favor de Dios.

Después de cuatro meses de oración y ayuno, Nehemías permitió que el rey estuviera enterado de la tristeza que él sintió respeto a la condición de Jerusalén (Neh 2:1-2). El rey, que obviamente conoció a Nehemías bastante bien para estar enterado de sus humores, endendió sin esfuerzo que Nehemías se preocupaba de algo, y fue suficientemente interesado para ser dispuesto hacer algo para resolver su dilema. Dios dio Nehemías favor ante el rey no solamente para recibir un puesto como gobierno sobre Judá, con la autoridad de restorar Jerusalén. Por encima de ésto, Dios movió sobre el rey para que estuviera dispuesto de proveer los materiales por aquel trabajo (Neh 2:4-8).

No fue hasta que Nehemías estuvo a medio camino a Jerusalén que vemos el primero hecho del enemigo en este historia. Nota que el enemigo no hizo nada durante el tiempo que Nehemías oró y ayunó. Ni intervino mientras que Nehemias estaba hablando al rey o haciendo los planes por su jornada. El enemigo necesitó tiempo a fin de reaccionar al nuevo trabajo de Nehemías por el Señor.

Cuando se enteraron Sanbalat horonita y Tobías el oficial amonita, les disgustó mucho que alguien hubiera venido a procurar el bienestar de los hijos de Israel.

Neh 2:10

Estos dos hombres menciondos aquí fueron probablemente otros oficiales en el gobierno en el Empirio de Persia. Posiblemente fueron gobiernos de las áreas alrededor de Judá, y no quisieron que su poder, influencia, ni ingreso sean afectado por el gobierno de Nehemias. Quien fueron realmente no es importante, lo importante es lo que hicieron. En el entendimiento espiritual de ese historia, ellos representan Satanás y sus consejeros.

Tal como en este historia, los ataques del enemigo siempre empiezan cuando él escucha algo sobre una nueva obra estando hecho para el Señor. Su meta, por supuesto, es poner un alto a extender el Reino de Dios, para que su propia reino pueda ser agrandecido. Satanás nunca ha cesado de intentar levantar su trono sobre el trono de Dios.

Sin embargo, Nehemías guardó secreto sus planes hasta que fue dispuesto de actuar. De este modo, aunque el enemigo supo que hubo una nueva obra para Dios, él fue inefectivo en levantar alguna ataque contra ella.

Una vez que Nehemías llegó a Jerusalén, empezó por inspeccionar la necesidad (Neh 2:12-15). El quiso ser seguro de la magnitud del trabajo antes de que comenzó a buscar como empezar el trabajo. Todos los ministerios deberían estar basados sobre una necesidad. Si empezamos una obra donde no hay una necesitad, no tendremos éxcito. Aun después de recibir visión y dirección específica del Espíritu Santo, el estudiar la necesidad nos ayudará a entender por que existe la visión, y también la magnitud del trabajo que necesita ser hecho.

Las encuestas no necesitan ser largas y complicadas. Yo he estado con unos pastores, mientras que manejábamos por una área, cuando ellos mencionaron que no había ni un iglesia en aquella área. Esta es una encuesta. En aquellos casos, fue obvio que hubo una necesidad por tener una iglesia. Otras encuestas acaso podrían requerir más tiempo hacer. Si uno anhela ministrar a las prostitutas por ejemplo, sería muy útil descubrir donde están. Poner un ministerio a ellas en la orilla de una ciudad si todas ellas están en el centro de la ciudad no es muy eficaz.

Hubo una iglesia en una grande ciudad que tenía mucho éxcito. Ella empezó en el centro interior (la peor área) de una ciudad, y ministró a las prostitutas, drogadictos, y los que no tenían ni casa, y a otras personas necesitadas. Debido a que ellos estuvieron suministrando a las necesidades de la gente, la obra florecía. Por fin, había crecido al punto a que su edificio no fue suficientemente grande por la necesitad.

Durante el proceso de investigar las opciones por más recursos y más grande edificio, ellos hallaron un gran terreno que era disponible por la carretera que iba alrededor de su ciudad. El terreno que tenían podía ser vendido por suficiente para comprar este nuevo terreno, y aun tener mucho extra por expansión.

Hubo nada más un pequeño problema. Una vez que ellos movieron al nuevo terreno, perdieron la mayoría de su congregación. Los drogadictos, las prostitutas y los pobres a quienes ministraban, no tuvieron la habilidad de venir a la nueva iglesia. En lugar de expander su ministerio, ellos lo destruyeron. Perdieron su visión original acerca de la necesidad, y enfocaron sobre algo otro.

Después de inspeccionar la necesidad, Nehemías juntó a la gente, les compartió la visión, explicó el plan, y les motivó hacer el trabajo. Debido a que él fue bien preparado, tuvo el favor de Dios, y también el favor del rey, y sus palabras fueron fácilmente aceptados.

Quisiera decir que Nehemías probablemente no fue el primero que sugerió que la muralla fuera reconstruido. Había sido más de 100 años después que la muralla habia sido derribada. Sin embargo, en todo aquel tiempo, nadie ha habido sido existoso en reconstruir Jerusalén. Nehemías vino con la unción de Dios, y por lo tanto pudo cumplir este trabajo.

Primera Ataque – Burlas y Ridiculez

Y sucedió que cuando Sanbalat se enteró de que estábamos reedificando la muralla, se enfureció y se enojó mucho. Y burlándose de los judíos,

Neh 4:1

La primera y más obvia ataque que Satanás trae contra un minsterio es el ridiculez. Si él puede convencernos que no podemos hacer el trabajo, nos detenemos y él no necesita hacer nada más.

Muchos ministerios mueren de esta manera, aun antes de que están nacidos. Dios da una visión, y aun antes de empezarla, la persona a quien Dios eligió por aquella obra llega a convencerse que no puede hacerlo. En vez de escuchar las palabras del Señor, escucha las palabras de ridiculez que vienen del infierno.

Se dice que Oral Roberts predicó sobre los siguientes tres pasos acerca de como tener éxito:

1. Escucha a Dios decirte Su plan.

2. No escuches lo que dice la gente.

3. Haz lo que Dios dijo en paso uno.

Así es. Simplemente sigue estes tres pasos, y te garantizo que tendrás éxito en tu vida y ministerio. Sin embargo, si no los sigues, no hay garanías.

Mucha gente nunca aún termina el primero paso de aquel plan. Ellos están tan ocupados en inventar sus propios planes que no hacen caso de escuchar la voz de Dios. Van a Dios con su propio plan y oran, “Dios, aquí es mi plan, por favor bendícelo.” Pero a cada minuto, Dios está diciendo, “Aquí es mi plan, llega a ser parte de ello, para que tú puedas recibir mi bendición.”

De aquellas personas que verdaderamente escuchan el plan de Dios, muchas no van más allá porque están demasiado ocupados en escuchar lo que dice otra gente. Si un plan viene de Dios, puedes ser seguro de que la gente no estará de acuerdo con ello. Habrá algún creyente con buenas intenciones que te enumerá sobre como no se puede hacerlo, como los muchos otros que intentaron la misma cosa ya faillaron, como que tú no eres la debida persona para hacerlo, o te dira todos las calificaciones que tú no tienes. Si Dios te dijo hacerlo, pues, ésto es todo que necesitas. No te preocupes de lo que opina los otros, haz lo que te dijo Dios.

Satanás tiene una gran boca. De hecho, ésto es todo lo que tiene. No tiene ningún poder, solamente muchisimas palabras malas. El siempre intentará de convencerte que no puedes cumplir lo que Dios te ha dicho hacer. Si tú lo escuchas, nunca podrás hacerlo.

Nehemías respondió a este ataque y los otros también por la oracion. Satanás no puede continuar firme contra un ministro que ora. Si quieres tener éxcito, basa tu trabajo en oración .

Segunda Ataque – Conspiraciones

Aconteció que cuando Sanbalat, Tobías, los árabes, los amonitas y los de Asdod se enteraron que continuaba la reparación de las murallas de Jerusalén, que las brechas comenzaban a ser cerradas, se enojaron mucho. 8 Y todos ellos conspiraron juntos para venir a luchar contra Jerusalén y causar disturbio en ella.

Neh 4:7-8

Como ya mencioné, Satanás no tinen ningún poder, solamente tiene una gran boca. Si va a llevar un ataque contra alguien, tiene que buscar ayuda a fin de hacerlo. Satanás buscará a quienquiera puede hallar a fin de traer un ataque contra nosotros.

Esto es la parte del ataque que nos hace sentir como si estuvieramos en una guerra. Una cosa trás otra parece ir malo. Cada vez que volteamos parece que hay un nuevo problema con que debemos tratar.

Sin embargo, nota que ésto no sucedió hasta que ellos habían terminado la mitad de la construcción. Dice en verso seis, “toda la muralla estaba unida hasta la mitad de su altura.” El enemigo requiere tiempo para preparar un ataque. Esto es por que las nuevas obras siempre parecen empezar bien, sin ningunos estorbos. No es hasta que después que las cosas han estado yendo bien por un rato, que vienen algunos ataques.

Nosotros necesitmos la misma sabiduría que tenía Nehemías. Esta escrito en verso nueve que “Oramos a nuestro Dios, y para defendernos montamos guardia contra ellos de día y de noche.” En cada ataque que vino contra el trabajo de reconstruir el muro, Nehemías oró. ¿Por qué? Porque “Mi socorro viene del Señor” (Sal 121:1-2). Recuerda, yo dije que cada obra para el Señor debe ser basada en oración. Nehemías nunca dejó de orar a través de su trabajo, especialmente cuando los ataques vinieron contra ellos.

La otra parte de la sabiduría es “montar guardia.” La Iglesia de hoy necesita guardias sobre la muralla que vigilan por los ataques del enemigo y adviertan los otros trabajadores de lo que pasa. Muchas veces, nosotros estamos demasiado ocupados en hacer el trabajo que no vemos lo que está pasando alrededor de nosotros. Pues, nosotros constantemente tomamos dos pasos al frente y un paso por atrás (o, a veces tres pasos por atrás). ¿Por qué? Porque el enemigo busca constantamente por maneras para destruir el trabajo que estamos haciendo.

Tercera Ataque – Quitar tus Fuerzas

Pero se decía en Judá: Desfallecen las fuerzas de los cargadores, y queda mucho escombro; nosotros no podemos reedificar la muralla.

Neh 4:10

Estos segundo y tercer ataques tienden de venir juntos. Satanás intentará de traer tantas cosas en contra de nosotros que no podemos tratar con todos a la vez. Su meta es poner tanta basura en nuestro camino, que toda nuestra fuerza sea agotado en atender a la basura en vez de hacer la obra del Señor.

A veces estes ataques vienen en form de numerosos pequeños problemas. Cada uno de ellos en sí, no son tan grande para ser un verdadera problema, pero todos juntos, ellos gastan muchísimo tiempo. Por el tiempo que terminamos de tratar con todos los pequeños problemas, no hay tiempo por otras cosas.

Hay personas que son enviados a la iglesia (o ministerio) por el propósito de agotar el tiempo y las fuerzas de los ministros. Aquellas personas simpre viven de crisis trás crisis, y nunca mejoran. No importa que tanto tiempo el ministro pasa en orar y consejarles, no hay cambio. La única cosa que sucede es que el pastor se cansa y que no le queda las fuerzas para hacer sus otros quehaceres.

Permítame regresar a la sabiduría de Nehemías un momento. El Señor le mostró que el enemigo estaba planeando poner estes ataques juntos contra él. ¿Cómo ecuchó ésto del Señor? Porque él estaba en oración incesante por recibir la ayuda y dirección del Señor en la obra. La oración no solamente es pedir a Dios que haga algo por nosotros, es también escuchar Dios para que podamos escuchar Su respuesta.

Cuando Nehemías se puso consciente de los ataques, él montó guardias: “entonces aposté hombres en las partes más bajas del lugar, detrás de la muralla y en los sitios descubiertos; aposté al pueblo por familias con sus espadas, sus lanzas y sus arcos” (Neh 4:13). ¿Por qué? Para vigilar por los ataques del enemigo, y neutralizarles antes de que pudieron venir y estorbar su trabajo. Una parte de la gente hizo el trabajo, mientras que la otra parte protejó los trabajadores.

Muchos tiempos, nosotros empezamos a hacer una obra por el Señor sin montar guardias. Luego, cuando el enemigo nos ataque, somos sorpredidos, y actuamos como si no entendiéramos por donde vino el ataque. El enemigo nunca debería atraparnos por sorpresa. Nosotros necesitamos ser conscientes de sus métodos y sus ataques aun antes de que empiezan.

En la Segunda Guerra Mundial, los primeros ataques ingleses contra Alemania fueron hechos por bombardeo massivo por avión. Unos cientos o aun miles de aviones volaron al mismo tiempo de Inglaterra para bombardear los bases militares y las industrias de Alemania. Pero los aviones que tiraron las bombas no viajaron a sólas; ellos siempre fueron acompañados por los aviones de combate. El primero grupo atacaron a Alemania, y los aviones de combate protejeron los primeros de los alemanes mientras que ellos tiraron sus bombas.

Nosotros necesitamos usar el mismo tipo de estrategia en la Iglesia. No importa lo que hacemos, si sea una campaña evangelística, tocar a las puertas, o una escuela bíblica de verano, estamos atacando el reino del enemigo. El va a lucharnos en una manera o otra.

Mientras que estamos haciendo aquellas obras, debemos siempre tener un grupo de intercesores que están dejados atrás en la iglesia para orar por lo que estamos haciendo. La gente que está en frente al hacer el trabajo es como los aviones que tiran las bombas, que ataque el enemigo. Los intercesores en la iglesia son parecidos a los aviones de combate, que proteja los aviones que tiran las bombas. De esta manera, el enemigo no puede dañar a aquellos que hacen el trabajo.

Cuarta Ataque – Trampas

Y aconteció que cuando se les informó a Sanbalat, a Tobías, a Gesem el árabe y a los demás enemigos nuestros que yo había reedificado la muralla y que no quedaba ninguna brecha en ella, aunque en aquel tiempo yo no había asentado todavía las hojas en las puertas, 2Sanbalat y Gesem me enviaron un mensaje, diciendo: Ven, reunámonos en Quefirim en el llano de Ono. Pero ellos tramaban hacerme daño.

Neh 6:1-2

El próximo ataque que vemos que hizo el enemigo es que él puso una trampa contra Nehemías. El quiso distraer Nehemías del trabajo, y moverlo a un lugar del cual no podría regresar. Esto se hace más frecuentemente a fin de causar que el ministro caiga en pecado.

Cuando nosotros empezamos a ministrar sobre matrimonio e intimidad sexual, yo todavía trabajaba como gerente de ingenieros en una fábrica en el estado de Nueva York. Necesitábamos un empleado en mi departamento, así llamé a la agencia que nos proveó nuestros empleados, y les pedí que me enviara uno.

El próximo día, una mujer joven llegó a mi oficina para llenar aquel puesto. Ella entró a mi oficina para saludarme, y me dio un papelito con su número de teléfono. El dar su número no fue excepcional, pero lo que dijo sí lo fue. Ella dijo, “Si usted me necesita por cualquier cosa, día o noche, definitivamente llámame con toda confianza.”

Más tarde aquel día, ella tuvo que traerme unos papeles para que les firmara. Yo tenía un gran escritorio con dos archivos bajos en el lado derecho. A la izquierda había una mesa contra la pared. Había dos sillas en frente de mi escritorio, y la puerta había en la pared izaquierda, en frente de mi escritorio. Cuando entró a mi oficina, en vez de sentarse en una de las sillas, ella anduvo la completa distancia alrededor de mi ecritorio y los archivos a fin de parar a mi lado. Ella puso los papeles en mi ecritorio, y frotó sus pechos contra mi hombro.

Aquel mujer había sido enviado a trabajar por mí por el enemigo, para ser una trampa. Si yo hubiera caído en adulterio con ella, mi ministerio a matrimonios hubiera sido destruido antes de que lo había comenzado. Afortunadamente, yo reconocí la trampa e hizo lo necesario para mantenerla fuera de mí.

Quinto Ataque – Mentiras y Chismes

Entonces Sanbalat me envió su siervo en la misma forma por quinta vez, con una carta abierta en su mano. 6 En ella estaba escrito: Se ha oído entre las naciones, y Gasmu dice, que tú y los judíos estáis tramando rebelaros; por eso reedificas la muralla. Y según estos informes tú vas a ser su rey. 7 También has puesto profetas para anunciar en Jerusalén en cuanto a ti: “Un rey está en Judá.” Y ahora llegarán a oídos del rey estos informes. Ahora pues, ven, consultemos juntos. 8 Entonces le envié un mensaje, diciendo: No han sucedido esas cosas que tú dices, sino que las estás inventando en tu corazón.

Neh 6:5-8

Si el enemigo no puede motivarnos a caer en pecado, pues él mentirá sobre algo y intentará a hacer lo necesario para que la gente piense que lo hicimos. Esto es porque es tan importante “absteneos de toda forma de mal” (1 Te 5:22).

Hay siempre gente que creerá la mentira, y Satanás asegurá que la ponga donde ellos pueden ver cualquier cosa que hacemos que parece malo.. No importa si sea malo, es suficiente si parece malo.

Hay numerosos chismosos en el Cuerpo de Cristo. Todo lo que Satanás tiene que hacer es asegurar que la persona que vio lo que a él le apareció ser pecado hable con uno de los chismosos. Luego, antes de que lo sabes, todos saben como hermano Fulano cayo en pecado y perdió su minsterio. La primera parte sobre el caer en pecado no es verdad, pero puedes estar seguro de que si los chismes continuan, que él perdera su ministerio.

Conocemos a un pastor que perdió su ministerio debido a las mentiras y los chismes. El tenía una iglesia en un pueblecito en Texas. El y su esposa también funcionaron como padres temporarios a jovencitas con serios problemas quienes habían sido removidos de sus hogares por los Servicios Sociales.

Una de las jovencitas, que no le gustó las reglas y restricciones en su hogar inició numerosas mentiras y rumores que él estaba sexualmente abusando las jovencitas en su hogar. No hubo absolutamente ni una gota de verdad en lo que ella decía, pero esto no importó. Este jovencita fue muy extroverta y amable. Por esta razón, todos la creyeron y volvieron en contra del pastor. No fue mucho tiempo hasta que su iglesia fue vacía. Todos salieron .

Cuando surge una mentira, no enfoques sobre ella. Si enfoques en la mentira, tú darás más creencia a la mentira. Corre a Dios, y permita que Su verdad venza las mentiras del enemigo.

Sexto Ataque – Miedo

Porque todos ellos querían amedrentarnos, pensando: Ellos se desanimarán con la obra y no será hecha. Pero ahora, oh Dios, fortalece mis manos.

Neh 6:9

Muchos creyentes tienen más miedo de Satanás que tienen de Dios. Satanás usa este miedo a fin de controlarnos y prevenirnos de hacer la voluntad de Dios.

¿Sabes que la biblia tienen la frase “no temas” 365 veces? ¡Esto es una vez por cada día del año! Acaso lo repita tanto, porque tenemos tanto temor.

El miedo siempre ata una persona y le lleva a esclavitud. Es el opuesto directo de la fe. La fe es confianaza en la habilidad de Dios de (hacernos bien) bendecirnos. El miedo (temor) es una confianza en la habilidad de alguien de hacernos mal. Por ejemplo, mucha gente tienen miedo de las serpientes. ¿Por qué? Porque ellos tienen confianza en la hablidad de las serpientes de dañarles.

Unos años atrás, manejábamos nuestro autobus en Reynosa, México, y algún dia tuvimos un accidente con un abogado mexicano. El accidente fue muy pequeño, nosotros apenas aun tocamos el otro vehículo, y no di cuenta mientras que manejaba, pero habían algunos rasguños en la pintura de su nuevo vehículo. Si alguien es norteamericano, la única persona peor que un abogado con quien tener un choque es con la policia.

Pues, el tránsito nos paró y nos informó del accidente. Tuvimos que pagarle en ese momento por el perjuicio. Aunque fue solamente $200.00, fue todo lo que tuvimos.

Mi esposa fue muy agitada y preocupada obre esto. El enemigo le había dado pensamientos de nuestro ministero siendo destruido; del abogado hablando con la aduana para que no pudiéramos salir de México; de cualquier podía para que ella tuviera miedo.

Por fin, ella se dio por vencido. Ella estaba fuera de una de las iglesias, llorando al Señor y dijo, “Dios, no puedo soportar más. Me rindo a ti. Si tú quieras que nos quedemos en frente de este iglesia, sin dinero, y sin nadie con quien podemos ministrar, está bien. Te doy mi voluntad.” Cuando ella hizo ésto, una gran paz y gozo vinieron sobre ella. Pero también, el Señor le mostró a Satanás. Según su descripción, él fue el tamaño de un pequeño insecto, con una gran boca. Ella dijo, “¿Y yo he tenido miedo de ésto?”

Satanás no tiene ningún poder. El tiene que buscar ayuda y echar miedo sobre nosotros si quiere dañarnos. Todo lo que tiene es una gran boca. No debemos tener miedo de él.

Séptimo Ataque – Sacar Su Base de Apoyo

Cuando entré yo en casa de Semaías, hijo de Delaía, hijo de Mehetabel, que estaba encerrado allí, él dijo: Reunámonos en la casa de Dios, dentro del templo, y cerremos las puertas del templo, porque vienen a matarte, vienen de noche a matarte. 11 Pero yo dije: ¿Huir un hombre como yo? ¿Y quién que sea como yo entraría al templo para salvar su vida? No entraré. 12 Entonces me di cuenta de que ciertamente Dios no lo había enviado, sino que había dicho su profecía contra mí porque Tobías y Sanbalat le habían pagado. Neh 6:10-12

Todos nosotros tenemos un sistema de apoyo alrededor de nosotros. Esto consiste de amigos, familiares y co-laboradores. Ellos nos dan amor, afirmación y participan en nuestros gozos, aflicciones y dolores. Sin este sistema de apoyo, esta gente con quien podemos contar, somos todos mucho más débiles.

La última ataque que Satanás llevó contra Nehemías fue intentar de quitar su sistema de apoyo. Nehemías se fue a visitar a un amigo, quien fue profeta también. En vez de apoyar a Nehemías en el trabajo que hacía por el Señor, este “amigo” traicionó Nehemías al enemigo y volvió en contra de Nehemías. El dio una palabra falsa a Nehemías, queriendo causarle de correr de aquel luar en miedo, y caer en pecado. Es bueno tener amigos y familiares para apoyarnos, pero nuestra verdadera ayuda proviene del Señor (Sal 121:2). Debemos confiar en El, y no en aquellos alrededor de nosotros. No estoy diciendo que estas siete ataques son las únicas que Satanás usa en contra de nosotros. Hay otras cosas que él puede usar, como enfermedad, ataques financieras, y aun la muerte. Pero, hay siete formas muy fuertes de ataques emocionales que están usados comúnmente en contra de aquellos que están en el ministerio, especialmente mientras que están iniciando una nueva obra para el Señor. Jesús nos dijo, “Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes e inocentes como las palomas” (Mat 10:16). Hay todavía lobos en el mundo, y todavía necesitamos ser tan sabios como las serpientes. Pero, aseguremos que nosotros no llegamos a ser serpientes. No permitas que los ataques del enemigo te haga cambiar tu camino. Sé fiel, y alcanza todo lo que el Señor te ha llamado hacer.

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =