comunidad de gracia

Comunidad de gracia: ¿Cómo habla Dios en el hombre?

“Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad del
Señor” (Efesios5:17).
LA PALABRA ESCRITA
Como nosotros aprendimos en las lecciones anteriores, Dios habla al hombre a
través de Su Palabra escrita. Dios ya no necesita hablarle acerca de las cosas
que Él reveló en las Escrituras. Cuando Dios usa otros métodos para
comunicarse, ellos nunca contradirán Su Palabra escrita.
LA ORACIÓN
Hay muchos ejemplos Bíblicos de Dios hablando como resultado de la oración.
La oración y el ayuno (quedar sin comida por razones espirituales) resultaron
en Dios hablando a Pablo y Bernabé:
“Mientras ellos ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo:
‘Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.’
Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los
despidieron” (Hechos 13:2-3).
Oración es incluir la demanda para el cumplimiento de la voluntad de Dios
sobre la tierra. Jesús enseñó a Sus seguidores a orar:
“Venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la
tierra” (Mateo 6:10).
Jesús oró por la dirección de Dios antes de la selección de Sus discípulos:

“Aconteció en aquellos días que Jesús salió al monte para orar, y pasó toda la
noche en oración a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y de
ellos escogió a doce, a quienes también llamó apóstoles” (Lucas 6:12-13).
Jesús oró por la volunta de Dios antes de Su muerte:
“Diciendo: — Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi
voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42).
CONSEJEROS
Dios comunica Su voluntad a través de los consejeros cristianos. Hay muchos
ejemplos Bíblicos de personas que buscaran dirección de los hombres de Dios.
La Biblia declara:
“Cuando falta dirección, el pueblo caerá; pero en los muchos consejeros está la
victoria” (Proverbios 11:14).
“En la opinión del insensato su camino es derecho, pero el que obedece el
consejo es sabio” (Proverbios 12:15).
LAS CIRCUNSTANCIAS
Dios comunica Su plan a través de las circunstancias. Un ejemplo excelente de
esto se encuentra en el Antiguo Testamento. Es la vida de José registrada en
Génesis 37-50.
Los hermanos de José lo vendieron como esclavo al Egipto, pero él vio esto
como la dirección de Dios:
“Ahora pues, no os entristezcáis ni os pese el haberme vendido acá, porque
para preservación de vida me ha enviado Dios delante de vosotros. Ya han
transcurrido dos años de hambre en medio de la tierra, y todavía quedan cinco
años en que no habrá ni siembra ni siega. Pero Dios me ha enviado delante de
vosotros para preservaros posteridad en la tierra, y para daros vida mediante
una gran liberación. Así que no me enviasteis vosotros acá, sino Dios, que me
ha puesto como protector del faraón, como señor de toda su casa y como
gobernador de toda la tierra de Egipto” (Génesis 45:5-8).
A través de circunstancias sobre las cuales José no tenía ningún control
personal, él fue usado por Dios para salvar las vidas de miles de personas por
un tiempo de hambre severa.
Pablo escribió algunas palabras interesantes en 1 Tesalonicenses 2:18. Él dijo
a los creyentes de Tesalónica que él fue impedido por Satanás de visítalos.

Desde que él no pudiera ir a ellos, él escribió a la iglesia en Tesalónica. Lo
impedimento de Satanás resultó en el libro de 1 Tesalonicenses y el importante
mensaje que Pablo compartió tuve un impacto mayor que tendría el resultado
de una visita. Este mensaje ha pasado a través de los siglos para el beneficio
de todos los creyentes.
Nada ocurre aparte del conocimiento de Dios. Mismo cuando las circunstancias
bloquean lo que usted podría percibir ser la voluntad de Dios, Él aún está en el
cntrol. Dios puede tomar cualquier hecho, sea de Satanás o del hombre, y lo
usa para Sus propios propósitos. Nosotros tenemos una promesa maravillosa
de Dios con respecto a las circunstancias:
“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le
aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Romanos
8:28).
(Una palabra de advertencia: La cautela debe ser usada al considerar
solamente las circunstancias para determinar la voluntad de Dios. Por ejemplo,
Dios dijo a un profeta nombrado Jonás para ir a Nínive para predicar. Cuando
él vino al puerto, había un barco que deja para Tarsis. Él tomó este barco en
lugar de ir a Nínive. Él podría haber dicho, "hay una cabina abierta en este
barco indo en dirección opuesta, entonces debe ser la voluntad de Dios que yo
voy”.)
Las circunstancias de la vida deben ser vistas con relación a lo que Dios revela
a través de otros métodos. Dios ya había comunicado Su voluntad a Jonás.
Jonás manipuló las circunstancias para cumplir sus propios deseos.
PUERTAS ABIERTAS Y CERRADAS
Las circunstancias de la vida resultan en lo que ha llegado a ser llamado
"puertas abiertas y cerradas." Pablo escribió a los corintios:
“Pero me quedaré en Efeso hasta Pentecostés; porque se me ha abierto una
puerta grande y eficaz, y hay muchos adversarios” (1 Corintios 16:8-9).
Pablo decidió quedarse en Efeso porque él a través de circunstancias colocadas
por Dios había una gran oportunidad para el servicio cristiano se le abrió. Él
llamó esta de una puerta abierta.
En otra ocasión Pablo registra su deseo de ministrar en ciertas áreas, pero las
puertas habían cerrado:
“Atravesaron la región de Frigia y de Galacia, porque les fue prohibido por el
Espíritu Santo hablar la palabra en Asia. Cuando llegaron a la frontera de Misia,

procuraban entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió”
(Hechos 16:6-7).
Una puerta cerrada no significa que usted ha extrañado la voluntad de Dios.
No significa que no es Su voluntad hacer algo. Pablo evangelizó la Asia
después. Dios estaba dirigiéndolo cerrando una puerta. Él dirige a través de las
puertas cerradas así como de las puertas abiertas. A veces una puerta está
cerrada porque no es el tiempo correcto en el plan de Dios. Después, esa
misma puerta puede abrirse a usted.
ÁNGELES
Lot recibió la dirección a través de los ángeles que aparecieron en su casa en
Sodoma. Le dijeron que debería dejar Sodoma porque el juicio de Dios iba a
caerse en la ciudad (Génesis 19). Un ángel habló a Felipe y le dijo que fuese a
Samaria (Hechos 8:26). Los nacimientos de San Juan Bautista y Jesús fueron
anunciados por los ángeles (Lucas l).
Hay numerosos registros Bíblicos de ángeles que aparecen para comunicar la
voluntad de Dios para el hombre. Usted puede encontrar otros ejemplos en su
propio estudio de las Escrituras.
LOS MILAGROS
Un milagro es un evento sobrenatural que está más allá del poder del hombre
para realizar.
Dios habló a través de un milagro en el evento registrado en 1 Reyes capítulo
18. Al profeta Elías fue dicho para preparar un altar ante el Señor. Elías
preparó el altar y clamó:
“… Cuando llegó la hora de presentar la ofrenda vegetal, se acercó el profeta
Elías y dijo: — ¡Oh Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy
manifiesto que tú eres Dios en Israel y que yo soy tu siervo; y que por tu
palabra he hecho todas estas cosas! Entonces cayó fuego de Jehová, que
consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo; y lamió el agua que
estaba en la zanja. Al verlo toda la gente, se postraron sobre sus rostros y
dijeron: — ¡Jehová es Dios! ¡Jehová es Dios!” (1 Reyes 18:36,38,39).
Dios usó este milagro para hablar a los hombres que adoraban los ídolos y se
revelar como el verdadero y viviente Dios.
Dios también ha revelado que Su voluntad a través de los milagros en la
naturaleza. Una columna de fuego y una nube en el cielo dio la dirección de
noche y de día a la nación de Israel cuando ellos viajaron a través del desierto:

“Jehová iba delante de ellos, de día en una columna de nube para guiarlos por
el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que
pudieran caminar tanto de día como de noche. La columna de nube nunca se
apartó de día de delante del pueblo, ni la columna de fuego de noche” (Éxodo
13:21-22).
Usted puede encontrar muchos otros ejemplos Bíblicos de que Dios se
comunica a los hombres a través de los milagros. Mire para éstos en su propio
estudio personal de la Biblia.
SUEÑOS
¡Dios desea tanto comunicarse con nosotros que Él incluso habla mientras
nosotros dormimos! Dios habla en los sueños. Éstos no son los sueños
normales experimentados por todos. Ellos son sueños sobrenaturales dados
por Dios. Ellos son detallados, específicos, y revelan Su voluntad.
Lo que sigue son unos de muchos ejemplos Bíblicos:
Dios advirtió Abimelec en un sueño sobre su pecado de tomar a la esposa de
Abraham, Sara. Génesis 20:3.
Un ángel habló a Jacob en un sueño para recordarlo de su voto a Dios. Génesis
31:11-13.
Dios usó los sueños para revelar Su voluntad a José. Génesis 37.
Dios apareció a Salomón en un sueño y le dio la oportunidad de pedir cualquier
cosa que él desease. 1 Reyes 3:5.
Un sueño fue usado para dirigir los pastores para volver a su país por un
camino diferente debido a un rey malo. Mateo 2:12-13.
Éstos simplemente son unos de los muchos ejemplos de cómo Dios se
comunica a través de los sueños. Usted puede encontrar otros ejemplos según
usted continuar estudiando este método de dirección en la Palabra de Dios.
VISIONES
Una visión es similar a un sueño pero difiere porque usted está despierto. Es
cómo tener un sueño sin estar dormido. Pueden verse las visiones con los ojos
espirituales así como los ojos físicos. Esto significa que usted no puede verlo
realmente con su ojo natural, pero Dios le da un cuadro de algo en su espíritu.
Lo que sigue son unos de muchos ejemplos Bíblicos dónde las visiones fueron
usadas por Dios para comunicarse con el hombre:

Dios apareció a Abraham en una visión y le hizo una gran promesa. Génesis
15.
El libro de Daniel está lleno con las visiones (así como los sueños). Dios usó
éstos a revelar muchas cosas sobre el futuro del mundo. Él habló a muchos
otros profetas del Antiguo Testamento a través de las visiones.
Dios dio una visión a Pedro acerca de la necesidad de llevar el Evangelio a las
naciones Gentiles. Hechos 10.
Dios llamó Pablo ir a Macedonia a través de una visión. Hechos 16:9.
Dios habló a Pablo de noche a través de una visión. Hechos 18:9-10.
El libro final en la Biblia, Apocalipsis, es basado en una visión vista por el
Apóstol Juan.
UNA VOZ AUDIBLE
Dios habló a Pablo en una voz audible durante una jornada a lo largo del
camino de Damasco. Usted puede leer la historia en Hechos capítulo 9:
“El cayó en tierra y oyó una voz que le decía: — Saulo, Saulo, ¿por qué me
persigues? Y él dijo: — ¿Quién eres, Señor? Y él respondió: — Yo soy Jesús, a
quien tú persigues” (Hechos 9:4-5).
Dios también habló a Samuel en una voz audible:
“Entonces vino Jehová, se paró y llamó como las otras veces: — ¡Samuel,
Samuel! Samuel respondió: — Habla, que tu siervo escucha” (1 Samuel 3:10).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 4 =